Fuente el Olmo, tu rincón

Devuelve el color a nuestra iglesia

Anuncios

Los que hayáis pasado este fin de semana por el pueblo habréis visto que tenemos la iglesia cubierta de andamios y redes. Yo recuerdo diversos trabajos realizados en las últimas décadas (todavía recuerdo cuando tenía un revoco exterior blanco), pero los años no pasan en balde para un edificio que se comenzó a construir allá por el 1760. Os copio un extracto del libro “Villa y Tierra de Íscar” de Carlos Arranz Santos.

En 1760 comenzó a construirse un nuevo templo sobre el solar de la cilla, situado en la pqueña plaza donde se encontraba la casa del concejo. Los daños causados por una centella en la iglesia vieja y el difícil acceso a ella desde el pueblo, sobre todo en tiempo de invierno y lluvias, fueron las causas del cambio de ubicación

La iglesia de San Cristóbal

Para llevar a cabo estas obras, además de solicitar ayudas al obispado y otras instituciones, se ha solicitado colaboración popular. Hasta el momento el dinero con que se cuenta no llega a cubrir el 70 por ciento del coste estimado, por lo que es necesario volver a apelar a todos los fuenteolmeros. En los meses anteriores subscripción ha ido dirigida a los fieles asistentes semanales, pero ¿sólo a ellos interesa?

No voy a dar razones espirituales para colaborar, pues otros más indicados hay para ello, por lo que yo apelo a valores sentimentales y nostálgicos. Una pequeña reflexión para aquellos que pisamos poco la iglesia… Imagino que a muchos os gusta hacer turismo y cuando llegáis a una ciudad os asombráis de la magnificencia de su catedral, del valor de sus monasterios, disfrutáis de los claustros, el románico, el gótico, etc. En la medida de nuestro pequeño y querido Fuente el Olmo, la iglesia es nuestro símbolo arquitectónico. No saldrá en los libros de arte, pero ¿alguno os imagináis nuestro pueblo sin su iglesia? Humildemente, yo no puedo imaginarlo.

Algunos os habéis casado en la iglesia y otros habéis soñado con hacerlo, pese a no asistir semanalmente al oficio. De niño, cuando iba en bici a los pueblos vecinos, siempre me gustó ver que aunque nuestro pueblo era más pequeño que los de alrededor, nuestra iglesia podía mirar de tú a tú a las suyas. Sentía un pequeño orgullo irracional al compararnos con ellos. Hemos corrido alrededor de la iglesia en nuestros juegos infantiles, como ahora corren en verano vuestros hijos y sobrinos…

¿He conseguido conmoveros un poquito? 🙂

Pues cualquier ayuda es bienvenida, en la propia iglesia si queréis hacerlo de forma anónima, o en la cuenta que la parroquia tiene en Caja Segovia, que a continuación os indico

2069 0046 09 0000012820

Debéis saber que las subvenciones desgravan en la declaración de la renta, si comunicáis vuestro ingreso a Fernando Yusta, él os incluirá en el listado que envía al obispado, de forma que en el próximo borrador de la renta ya os vendrá incluida la desgravación. Si no podéis hablar con él, dejadme un comentario en la página web con vuestra dirección de e-mail y yo se lo indico.

Estos son los trabajos a realizar:

Hasta donde llegue el dinero que todos aportemos… A ver si dejamos la iglesia como nueva, y que vuelvan a brillar los colores de las fotos.

Un fuerte abrazo

Raúl

Anuncios