Jornada 11

La jornada 10 nos tocó descansar, así que el Polvorín aprovechó la jornada para igualarnos en el tercer puesto. Y precisamente en la jornada 11 eran nuestros rivales. Justo cuando Canario se casaba en Málaga y parte del equipo nos fuimos a tierras andaluzas.

Sólo quedaban 6 valientes para el partido clave en la lucha por el tercer puesto, sólo 6. A la hora del partido Angel Aceituno no puede presentarse, la gripe se ha cebado en él. Cinco hombres frente al peligro….

Fuente el Olmo vs Polvorín
6 Carlos Gañán
8 David Gañán
11 Jorge Yusta
12 Javier Carrasco
18 Daniel Carrasco
Fuente el Olmo 1 (David)
Faltas: ??
Polvorín 6 (Sergio González 2, Angel Marín, Daniel Martínez, Raúl Rojas y David Fernández)
Faltas:??
9 de Febrero de 2008 a las 13:00

((Crónica redactada en base a versiones de jugadores bastante cabreados))
El equipo empezó siendo dominado, con grandes imprecisiones en los pases. Cuando se estaba asentando, una jugada desgraciada acabó con gol en propia meta de Dani.
Poco después se produjo la primera jugada del partido. El polvorín tiene un equipo decente con un chaval imberbe que piensa que es la reencarnación de Zidane. En el primer partido sufrimos algunas de sus tretas y constantes protestas, aunque nada que no hayamos visto en otros casos. Parece una norma que los mejores jugadores son los más marrulleros.
Pues en este caso se lanzó a la piscina en el área y el árbitro pitó penalty. Carlos perdió los papeles al llamar “gilipollas” al excelso nadador, y se ganó una amarilla por bocazas. En resumen, 2-0. Que conste que en medio de la tangan también el equipo contrario se llevó una amarilla.
Antes del descanso acortamos distancias gracias a que el portero se comió un tiro de David, e incluso a punto estuvimos de empatar en un 3 contra 1. En el intermedio las espadas estaban en todo lo alto.
Pero se bajaron nada más empezar la segunda parte. El “Zidane” decide que eso de jugar contra 5 es muy aburrido y saca rápido de banda buscando a Carlos que no se ha retirado a tiempo. El árbitro, aún reconociendo que la jugada era “muy poco deportiva”, determina que el reglamento es el reglamento y sin más consideraciones saca la segunda amarilla a Carlos. Este jura y perjura que no quería molestar el saque de banda, pero ningún árbitro va a echarse atrás una vez que toma la decisión.
A partir de ahí el partido se convirtió en un acoso continuo. David también perdió los papeles ante el toreo y se puso a repartir patadas a diestro y siniestro (en cualquier otro partido le hubieran expulsado), mientras el árbitro pitaba a nuestro favor descaradamente (mala conciencia por la jugada anterior).
Bueno, esto es lo que me han contado. No dudo de que la jugada del chavalín fue poco deportiva. Además para mí es incomprensible, yo juego para disfrutar del fútbol-sala, y disfruto más en buena lid contra cinco que acorralando a cuatro en una esquina. Pero debemos aprender la lección de estar calladitos. Y desde luego lo de repartir patadas en la última parte tampoco tiene excusa, sea cual fuere la situación.
Tampoco entiendo que un árbitro saque la segunda amarilla por una chorrada cuando sabe que va a dejar al equipo con 4. Máxime cuando esa norma no suele aplicarse.
Bueno, intentaremos al menos llegar al final empatados a puntos.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: